Tres maneras de facilitar la tramitación de un siniestro de Pérdida de Beneficios

En los últimos cinco años, dos de cada cinco empresas han sufrido siniestros que derivan en pérdida de beneficios (PB) según el estudio 2017 RIMS Business Interruption. El mayor desafío paras las empresas en el proceso de gestión de este tipo de siniestros es cuantificar sus pérdidas con precisión.

Con independencia de la causa que los origine (catástrofe natural, interrupción en la cadena de suministros, ciberriesgo u otro), los siniestros de PB son de los más importantes de resolver para toda organización. Pero gestionar estos siniestros eficientemente –incluyendo maximizar la recuperación de su seguro- requiere de una estrategia clara.

A continuación mostramos tres pasos que pueden ayudar a resolver de modo más efectivo y eficiente un posible siniestro de PB:

  1. Precisar con exactitud los valores pre-pérdida

Para una recuperación con éxito es fundamental conocer las sumas aseguradas y los límites adecuados. La interrupción del negocio como consecuencia de la pérdida de beneficios podría superar los daños materiales ocasionados por el siniestro. Establecer un programa de seguros de PB requiere de un análisis en profundidad de su negocio, sus operaciones y conocer cómo un siniestro de PB podría impactar en sus resultados. Es recomendable, entre otros factores, considerar aspectos como las interdependencias de la cadena de suministros, la capacidad redundante, los cambios en la demanda de los clientes o las tendencias del mercado.

Una vez obtenidos los resultados de este análisis, puede calcular el valor de PB en riesgo y tomar decisiones más inteligentes sobre cuánta cobertura de seguro comprar, su alcance, los límites y los períodos de indemnización.

Asimismo, podrá distribuir correctamente los recursos internos para responder frente a un siniestro y definir las acciones de mitigación más adecuadas a sus necesidades –por ejemplo, cambiar temporalmente la producción manufacturera a plantas alternativas, utilizar la capacidad de terceros o reubicar personal durante las reformas.

  1. Crear una red de apoyo

Antes de un siniestro, debe crear un equipo formado por responsables de áreas de operaciones, peritos, defensores de reclamaciones de daños, project managers de reclamaciones, controladores, ingenieros, etc. Muchas pólizas de seguros contienen coberturas específicas para  cubrir los gastos en que se deba incurrir para recurrir a este tipo de profesionales para colaborar en la preparación y resolución de los siniestros.

Tras un siniestro, podrá activar estos recursos que le ayudarán a:

  • Determinar el impacto total de la pérdida en sus operaciones.
  • Planificar la reanudación de las operaciones.
  • Detalle sus pérdidas.
  • Calcular la pérdida potencial de ingresos.
  • Presentar a los aseguradores las consecuencias financieras del siniestro.

 

  1. Crear un equipo de respuesta

Más allá de la propia gestión frente a la aseguradora, numerosas preguntas le abordarán tras el siniestro:

  • ¿Cómo se resiente mi cadena de suministro?
  • ¿Debemos sustituir algún equipo especializado?
  • ¿Cómo garantizo a los empleados la seguridad y las condiciones adecuadas de trabajo?

Un equipo de respuesta –establecido previamente al siniestro- puede ayudarte a identificar estos y otros aspectos. Con una adecuada formación y entrenamiento, este equipo puede reaccionar rápidamente para movilizar y acceder a los recursos más adecuados para recuperar sus operaciones lo antes posible.

Para más información sobre como Marsh gestiona el riesgo de Pérdida de Beneficio, visita en http://spain.marsh.com/, los servicios de Marsh Risk Consulting.

En Marsh organizamos desayunos informativos sobre este tema y otras materias relacionadas. Si estás interesado en asistir a nuestros próximos eventos, déjanos tu contacto

No te pierdas ninguno de nuestros contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*