Los 5 niveles de la biotecnología ¿sabes qué tipo de empresa eres?

Los proyectos ambiciosos como los de la biotecnología, son generalmente los más susceptibles a sufrir grandes riesgos. Por ello es importante para este tipo de empresas, conocer el mercado, el producto con el que trabajan y sus capacidades del negocio, además de tener en cuenta una serie de consideraciones para estar al tanto de su nivel de riesgo y poder gestionarlo cuanto antes.

Desarrollar un plan de negocio específico para cada tipo de empresa, y conocer y gestionar los riesgos a los que puede exponerse, es fundamental para proporcionar estabilidad y expansión constante.

Con el crecimiento del mercado biotecnológico español, las iniciativas principales de las empresas son:

  • La internacionalización
  • La formación de alianzas con otras empresas
  • La expansión de sus empresas a otras áreas de negocio
  • La obtención de licencias tecnologías.

Pero, para hacer posibles todos estos objetivos, las compañías deben ir paso a paso. Inicialmente deben conocer su propio potencial y el tipo de riesgo al que pueden verse expuestas. Y es que, no todas las empresas son iguales, ni se dedican a lo mismo, ni son susceptibles a los mismos riesgos y de la misma forma.

Estos son los 5 principales tipos de empresa:

  1. Spin Off/ Start – Up: micro-empresas que acaban de crearse bajo la tutela de Universidades o Centros de Tecnología, y buscan financiación. Su percepción del riesgo es muy baja y generalmente no comprenden el impacto que puede llegar a tener. Necesitan coberturas estándar y un paquete de servicios básicos para facilitar su crecimiento.
  2. Organización Consolidada: empresas que comienzan a emanciparse. Suelen tener un plan de emprendimiento con objetivos fijos y propósitos de crecimiento. Aunque tampoco son conscientes de las implicaciones de los riesgos, están obligadas a contar coberturas personalizadas y soportes que puedan ayudar a gestionar o mitigar los riesgos.
  3. Organización Media: compañías más consolidadas con un número de empleados mayor de 20-25. Comienzan a vender sus productos internacionalmente. Colaborar con otras empresas, establecen acuerdos y a desarrollan planes estratégicos más enfocados en su desarrollo; además, necesitan constantemente la ayuda de inversores. Son conscientes de sus posibles riesgos y deben contratar coberturas personalizadas y programas de gerencia de riesgos.
  4. Organización Grande: Al igual que las organizaciones medias, necesitan de una cobertura personalizada y gerencia de riesgos.
  5. Big Company: multinacionales consolidadas y potentes, con un nivel alto de susceptibilidad al riesgo. Necesitan de una constante gerencia del riesgo y una cobertura de los mismos hecha a medida.

Los beneficios que pueden generar estas empresas tanto a nivel social como económico son enormes, pero las amenazas existen para todos. Gestionar el riesgo desde el principio es el primer paso para contribuir al éxito profesional y científico.

En Marsh organizamos desayunos informativos sobre este tema y otras materias relacionadas. Si estás interesado en asistir a nuestros próximos eventos, déjanos tu contacto

No te pierdas ninguno de nuestros contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*