La inteligencia artificial se debate en DAVOS ¿ficción o realidad?

Películas como la mismísima Inteligencia Artificial, Yo Robot, o Ex Machina  han desafiado los límites de la realidad creando un mundo en el que las máquinas y los seres humanos se integran de una forma en la que es prácticamente imposible distinguir lo que es real de lo que está digitalizado.

Recientemente el World Economic Forum (WEF), especialmente conocido por el encuentro económico anual de DAVOS, ha publicado artículos con los siguientes titulares:

La Inteligencia Artificial se está abriendo camino entre la realidad y lo que hace unos años ocurría solo en los estudios de Hollywood. Hoy Siri, una voz “humana” que sale de un teléfono móvil, responde a cualquiera de nuestras preguntas; los niños han dejado los tiovivos por las sillas motorizadas para la realidad virtual; y por si fuera poco, se prevé que dentro de unos diez años los robots se lleven un gran porcentaje de puestos de trabajo, dejando a cientos de personas en desempleo.

No, esto no es una película de Steven Spielberg, ni un libro de Philip K. Dick, es el mundo real y debemos conocerlo al milímetro para adaptarnos poco a poco al futuro que nos acecha.

Sin embargo, al igual que en la gran pantalla, lo que se presenta como  una fuente de beneficios e innovación, puede tornarse amenazador y despiadado.

Depender por completo de las decisiones de los sistemas de la Inteligencia Artificial, cuando no conocemos su total funcionamiento puede conllevar grandes peligros, entre ellos los derivados de la mala utilización, la vulnerabilidad de diseño, los accidentes y las incidencias imprevistas. Todo esto puede poner en peligro a personas, gobiernos y empresas. Es más, cuando se trata de sistemas más complejos, como los de la navegación autónoma, un pequeño fallo puede llegar a ser letal.

Está claro que la Inteligencia Artificial cambiará el mundo laboral (y social) como lo conocemos, y a la larga generará aún más puestos de trabajo de los que se llevará a corto plazo. El Informe de Riesgos Globales 2017, del que hemos hablado  anteriormente en el blog, indica incluso que podría llegar a resolver problemas tan diversos como el cambio climático y el incremento de la población.

Pero para garantizar la seguridad de los individuos es vital controlar los sistemas de Inteligencia Artificial. Por ese motivo, el informe propone:

  • Regular las tecnologías a través de las cuales funcionan estos sistemas.
  • Considerar los escenarios potencialmente factibles, y cómo pueden evitarse las amenazas.

Te suene a fantasía o no, la realidad actual anuncia un futuro robotizado. Marvin Minsky, considerado el padre de la inteligencia artificial, dijo una vez: “Hasta la fecha, no se ha diseñado un ordenador que sea consciente de lo que está haciendo; pero, la mayor parte del tiempo, nosotros tampoco lo somos“.

Quizás debamos reconsiderar la cita antes de que sea demasiado tarde.

 

B4-emerging-technologies-landscape

Informe de Riesgos Globales 2017

En Marsh organizamos desayunos informativos sobre este tema y otras materias relacionadas. Si estás interesado en asistir a nuestros próximos eventos, déjanos tu contacto

No te pierdas ninguno de nuestros contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*