Brexit: El gran referéndum de Reino Unido y sus posibles consecuencias para el mercado asegurador

David Cameron lo prometió en su campaña electoral: si ganaba las elecciones de 2015 dejaría que los ciudadanos de Reino Unido (UK) decidieran si querían o no seguir perteneciendo a la Unión Europea (UE). Tras ganar por mayoría absoluta, toca cumplir su promesa; el próximo 23 de junio se celebra dicho referéndum y la economía mundial ya ha comenzado a temblar.

El resultado de una decisión como esta podría suponer un cambio inmenso en todo el panorama europeo y además ocasionar un grave impacto en gran cantidad de empresas a nivel global.

El riesgo de que el ‘Brexit’ se apruebe abarca multitud de factores que van desde el económico y financiero hasta el personal, y que influyen directamente en las organizaciones y en la manera en la que operan internamente y de forma transfronteriza.

¿Qué ocurriría si Reino Unido decidiese abandonar la Unión Europea?

Según el artículo 50 del Tratado -sobre requisitos de abandono de la Unión Europea-, si Reino Unido decidiese abandonar la Unión Europea se abriría un periodo de transición de dos años donde UK debería negociar y someter los términos de su salida a todos los miembros, que tendrían que aceptarlos individualmente.

Por si la decisión final fuese el abandono, el gobierno británico ha preparado un informe sobre los posibles escenarios (*) de relación futura UE-UK.

Aunque aún es pronto para tener por seguro que UK vaya a abandonar la UE, por si acaso señalamos los cinco aspectos fundamentales a tener en cuenta por el mercado asegurador y los compradores de seguros:

  1. Mercado volátil

Es probable que se produjese una agitación en los mercados financieros, que conllevara tanto las devaluaciones de libra y euro, como tensiones en los mercados de capitales. Todo ello podría inducir una disminución de la calificación crediticia para aseguradores y otras instituciones financieras de la zona.

  1. Cambios fundamentales en el perfil de riesgo corporativo

Cuando la decisión de “abandono” produjera una alteración de elementos clave del negocio de las empresas, se podrían producir cambios estratégicos en su perfil de riesgo y por tanto en sus políticas de compra de seguros. Como vemos, dada la complejidad de las implicaciones del “abandono” es claro que las empresas requerirían de análisis y soluciones complejas tanto de los aseguradores como de los consultores  de riesgos.

  1. Implicaciones en la libre circulación de personas

La libre circulación de personas es un derecho fundamental en la Unión Europea que actualmente permite a sus ciudadanos trabajar en cualquier país de la Unión. El “abandono” podría ocasionar un importante trastorno y desconcierto en la movilidad del talento y en los recursos para captarlo.

  1. Implicaciones en la libre prestación de servicios

En el Espacio Económico Europeo (EEE), el desarrollo de negocio en otros países mediante la licencia en un país miembro -libre prestación de servicios-  es un derecho que podría ser restringido, y que sin embargo es diariamente ejercido por multitud de aseguradores e incluso, aunque mucho menos, por los  brokers de seguros.

Como resultado del “Sí”, las compañías aseguradoras británicas que quisieran desarrollar un negocio en un estado miembro de EEE necesitarían obtener la licencia específica, o formar una nueva entidad legal. Del mismo modo, una aseguradora de la Unión Europea necesitaría una licencia adicional para desarrollar su actividad en Reino Unido, o para formar una nueva entidad en ese país. La suscripción de un negocio a través de filiales locales requeriría una autorización local y, en algunos casos, un depósito de capital para apoyar a la filial.

  1. Cambios en el panorama legal y regulatorio

Si Reino Unido abandonase la Unión Europea, la Directiva de Prestación de Servicios no sería aplicable en ese estado, por ello lo más adecuado podría ser que las características del acceso al mercado único se negociaran durante el periodo de transición establecido -dos años-.

Para los contratos de seguros que la Prestación de Servicios ofrezca el derecho de prestar servicios de manera transfronteriza dentro de la UE quiere decir que una póliza puede estar suscrita en un país miembro de la Unión Europea distinto a aquel en el que está localizado el riesgo. Estos contratos – admitidos en múltiples países de la Unión Europea y muy frecuentemente utilizados por las compañías aseguradoras multinacionales para cubrir riesgo local- podrían verse afectados.

Además, Reino Unido podría no volver a beneficiarse de los tratados entre países de dentro y fuera de la Unión Europea, ocasionando que algunas organizaciones pudieran tener que enfrentarse a nuevas barreras al intentar acceder a proporcionar servicios fuera de la Unión Europea.

Además, las sentencias de Reino Unido no serían aplicables en el resto del EEE.

Teniendo en cuenta el panorama general del Brexit, es recomendable que las corporaciones se mantengan al tanto de las novedades y atentas ante la posibilidad de tener que revisar tanto su perfil de riesgos, como sus programas de seguros.

En Marsh organizamos desayunos informativos sobre este tema y otras materias relacionadas. Si estás interesado en asistir a nuestros próximos eventos, déjanos tu contacto

No te pierdas ninguno de nuestros contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*