6 medidas que deben tomar las empresas ante la inestabilidad social y política

España ha estado más de 9 meses sin gobierno; tras la aprobación del brexit, no solo no se conocen todavía las futuras negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea, sino que se ha despertado el hambre de otros movimientos independentistas; además, Donald Trump, uno de los candidatos a la presidencia estadounidense que más controversia e impacto mediático mundial ha generado debido a su carácter polémico, ha sido elegido presidente de Estados Unidos,  provocando una incertidumbre generalizada tanto para la estabilidad social y política, como para la supervivencia de las empresas a nivel global.

Estas son solo pequeñas dosis de la situación a la que nos enfrentamos. Las políticas democráticas de todo el mundo penden de un hilo y la población global ha alcanzado un punto crítico de inquietud. Más del 20% de habitantes del sur de Europa permanece sin empleo.

El silencio ya no resulta una vía. Las huelgas, protestas, movimientos revolucionarios y políticas antisistema se han incrementado en la mayoría de países.

En este momento las empresas tiene dos opciones: quedarse mirando, o esperar lo inesperado, prepararse para lo impredecible y adaptarse a los nuevos desafíos.

El último informe de Marsh “La resiliencia ante el desorden social: construyendo un camino a través de la inestabilidad social y política”, explora el panorama actual de la inestabilidad social y política, expone los retos a los que nos enfrentamos y ofrece soluciones para afrontar estas amenazas venideras.

Frente a este panorama las empresas tienen la opción de tomar 6 medidas clave:

  1. Consultoría: consultar la opinión de los expertos para obtener una visión más rigurosa acerca del panorama actual y de las soluciones que pueden emplearse.
  2. Conclusiones: el riesgo debe ser discutido en conjunto por los altos cargos de una compañía para llegar a conclusiones claras sobre el modo de actuación.
  3. Nuevos modelos de análisis: imprescindibles para generar respuestas innovadoras que posibiliten actuar de manera rápida y creativa.
  4. Mecanismos creativos: de transferencia del riesgo para, capaces además de informar sobre planes de continuidad de negocio y seguridad de los empleados.
  5. Reputación: importante para mantener la buena imagen de una empresa y pasar desapercibidos ante cuestiones políticas.  Como ejemplo, la compañía de zapatillas deportivas New Balance ha sufrido las consecuencias de posicionarse políticamente en las últimas elecciones estadounidenses.
  6. Compromiso: reforzar el compromiso, la unión y el trabajo en equipo de todos los empleados de una misma compañía es imprescindible. El liderazgo de una empresa no solo está en cabeza de los directores de una empresa; todos somos responsables del desarrollo y la continuidad de la misma.

Cuando se dan situaciones como la que vivimos en la actualidad, es fundamental que para que una empresa sobreviva a los cambios y a los desafíos que se presenten, los afronte tomándolos como un reto que debe superar.

Rapidez, agudeza e innovación son las claves para transformar  esta situación de incertidumbre en una oportunidad de crecimiento.

En Marsh organizamos desayunos informativos sobre este tema y otras materias relacionadas. Si estás interesado en asistir a nuestros próximos eventos, déjanos tu contacto

No te pierdas ninguno de nuestros contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*